Donde guardo mis ideas

Carlos Coronado Maleno

  • RSS
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkdin
  • AboutMe
  • Google plus

El Gobierno está dispuesto a ceder ante el sector financiero con tal de impulsar las fusiones para sanear los balances de las entidades. Hasta tal punto, que ya ha decidido quitar límites en los sueldos de los directivos y administradores de los grupos que han recibido ayudas públicas y que ahora participen en una operación de concentración.

En concreto, el Ministerio de Economía flexibiliza el tope impuesto de 600.000 euros en la retribución fija siempre con el objetivo de mantener talentos. Sin embargo, impone en este caso que la retribución variable no pueda exceder a la fija.

Este cambio es una de las novedades que contempla la orden ministerial que el Ejecutivo sacará hoy a consulta pública y que, posteriormente, tendrá que aprobar el Consejo de Estado.
El Gobierno está dispuesto a ceder ante el sector financiero con tal de impulsar las fusiones para sanear los balances de las entidades. Hasta tal punto, que ya ha decidido quitar límites en los sueldos de los directivos y administradores de los grupos que han recibido ayudas públicas y que ahora participen en una operación de concentración.

En concreto, el Ministerio de Economía flexibiliza el tope impuesto de 600.000 euros en la retribución fija siempre con el objetivo de mantener talentos. Sin embargo, impone en este caso que la retribución variable no pueda exceder a la fija.

Este cambio es una de las novedades que contempla la orden ministerial que el Ejecutivo sacará hoy a consulta pública y que, posteriormente, tendrá que aprobar el Consejo de Estado.

Por ejemplo, en el caso de que Banca Cívica sea absorbida por La Caixa, ésta podrá solicitar a Economía y el Banco de España que sus copresidentes, Enrique Goñi y Antonio Pulido, cobren más de 600.000 euros al año, a pesar de que la entidad ha recibido más de 900 millones de euros en ayudas públicas y no ha sido capaz de seguir en solitario.
Discriminación a Rato

No es la única novedad que la normativa establecerá. El Departamento que dirige Luis de Guindos ha fijado un máximo en la retribución variable de las entidades que han sido ayudadas con recursos del Estado a través del FROB y que no han sido nacionalizadas o intervenidas y que continúen en solitario. Ninguno de sus directivo podrá percibir un bonus superior al 60% de la remuneración ordinaria.

En este caso hay excepciones, como el que el directivo haya sido contratado con posterioridad a la recepción del dinero estatal. Es decir, el presidente de Bankia, Rodrigo Rato tiene el límite, mientras que su consejero delegado, Francisco Verdú, podrá tener un bonus igual al fijo: 600.000 euros. Esta remuneración variable la podrán recibir a los tres años.
300 directivos afectados

Unos 300 directivos y administradores de las cajas de ahorros se verán afectados por los límites en la retribución, tanto de las rescatadas como de las que han recibido ayudas públicas. Los topes en la remuneración no afectarán ni a los ejecutivos de las entidades que absorban a otras entidades con ayudas públicas.

En caso de que éstas sean adjudicadas en subastas tampoco, aunque el Ministerio de Economía se reserva la última palabra. Si el dinero sale de las arcas del sector, a través del fondo de garantía -como BBVA con Unnim-, no hay límites.
Por ejemplo, en el caso de que Banca Cívica sea absorbida por La Caixa, ésta podrá solicitar a Economía y el Banco de España que sus copresidentes, Enrique Goñi y Antonio Pulido, cobren más de 600.000 euros al año, a pesar de que la entidad ha recibido más de 900 millones de euros en ayudas públicas y no ha sido capaz de seguir en solitario.
Discriminación a Rato

No es la única novedad que la normativa establecerá. El Departamento que dirige Luis de Guindos ha fijado un máximo en la retribución variable de las entidades que han sido ayudadas con recursos del Estado a través del FROB y que no han sido nacionalizadas o intervenidas y que continúen en solitario. Ninguno de sus directivo podrá percibir un bonus superior al 60% de la remuneración ordinaria.

En este caso hay excepciones, como el que el directivo haya sido contratado con posterioridad a la recepción del dinero estatal. Es decir, el presidente de Bankia, Rodrigo Rato tiene el límite, mientras que su consejero delegado, Francisco Verdú, podrá tener un bonus igual al fijo: 600.000 euros. Esta remuneración variable la podrán recibir a los tres años.
300 directivos afectados

Unos 300 directivos y administradores de las cajas de ahorros se verán afectados por los límites en la retribución, tanto de las rescatadas como de las que han recibido ayudas públicas. Los topes en la remuneración no afectarán ni a los ejecutivos de las entidades que absorban a otras entidades con ayudas públicas.

En caso de que éstas sean adjudicadas en subastas tampoco, aunque el Ministerio de Economía se reserva la última palabra. Si el dinero sale de las arcas del sector, a través del fondo de garantía -como BBVA con Unnim-, no hay límites.

Via: El Gobierno quita los límites de sueldo en las cajas para impulsar las fusiones – elEconomista.es.

Desarrollador de aplicaciones.
Consultor tecnológico.

Facebook Twitter LinkedIn Google+ Skype  



Política de privacidad

Utilizamos "cookies" propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad personalizada a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Puede leer la política de cookies aquí.

Hemos detectado que estás usando un bloqueador de publicidad. Por favor, considera desactivarlo en esta web. Aunque no es mucho, la publicidad nos ayuda a paliar los gastos de mantener esta web activa. Muchas gracias

No cedemos los datos a terceros, solo lo usamos para enviarte notificaciones cuando publicamos algo nuevo.
No enviamos publicidad.